CONTACTO

 
  5

 

Plantas para tu casa para que hagas distintos tipos de té

 

Si te gustan los tés, si tenés espacio en tu casa y querés disfrutar de algo natural, te damos unos consejos sobre que planta podes tener.

 
 

Diente de León

Esta una de las plantas con mayor riqueza, no sólo por sus aportes sino por su resistencia a climas adversos y alta capacidad de reproducción. Su gran ventaja es que crece de manera silvestre en casi todos los continentes. Es posible que la encuentres en cualquier espacio verde tanto en la calle como en hogares en forma de “maleza”. ¿Cómo identificarla ? Sus hojas son dentadas, su flor es amarilla y sus semillas se agrupan en pequeños panaderos de vellos blancos que ayudan a que sean esparcidas con el viento. Es una planta depurativa y diurética. Sus hojas son ricas en vitamina A y C y, además, contienen hierro y calcio. Para aprovechar estas propiedades, las hojas pueden ser consumidas en ensaladas e infusiones. En caso de que el sabor del té no sea de tu gusto, lo puedes combinar con unas flores de manzanilla.

Hierbabuena

Es una hierba de rápido crecimiento que se adapta a cualquier condición y se desarrolla de manera rastrera. Es ideal para macetas ya que cuando es cultivada en tierra, se debe controlar su expansión porque es invasora. La hierbabuena es resistente a la falta de agua, aunque es mejor darle un riego regular. Si bien puede resultar perenne, en general es anual y se reproduce fácilmente de gajo : reproducir de semilla puede resultar más lento. Es muy utilizada ante problemas del sistema digestivo, ya que ayuda a superar sus desórdenes combatiendo los dolores estomacales y la diarrea. Para su uso no hay mejor idea que disfrutarla en infusiones : se puede utilizar un simple gajo de 8-10 centímetros para una taza de té. En caso que decidas conservarla, puedes colocar las hojas dentro de cubos de hielo en el congelador.

Pasionaria

Por su condición de trepadora, estas planta aprovecha cercos en baldíos y otras estructuras. Su flor es una de las más valoradas en la jardinería ornamental y su fruto es comestible. Si la quieres tener en casa, intenta plantarla tanto en una maceta como en la tierra. Sin embargo, debes tener en cuenta que necesita un lugar por el cual trepar. Crece mejor en ambientes cálidos, aunque resiste condiciones adversas de clima y sustrato. A la hora de elegir un lugar en el cual colocarla, debes tener en cuenta que, cuanto más sol reciba, mayor será su floración. Esta planta tiene la característica de ser caduca : en la etapa invernal pierde las hojas y vuelve a brotar con los primeros calores de la primavera. Su uso medicinal es muy importante ya que es una de las principales hierbas para combatir los nervios, la ansiedad y encontrar la relajación. Si quieres comprobarlo, puedes usar sus hojas y tallos para hacer infusiones, en las cuales se aconseja combinar con manzanilla u otra hierba para dar más sabor. Es realmente efectiva si se la toma antes de ir a dormir.

Poleo

Este arbusto, de la familia de la Mentha, crece en ambientes húmedos de manera silvestre y suele elegir arroyos o bordes de río para desarrollarse. El cultivo en maceta será óptimo para su buen crecimiento, ya que con un suelo húmedo y rico en nutrientes, formado por un buen humus de lombriz o compost, le estaremos aportando las condiciones que necesita para desarrollarse. Su aporte a nuestro organismo es variado : colabora con la digestión, ayuda a regular la menstruación y funciona como relajante - el sabor de frescura al tomarlo es muy intenso. Sus hojas secas son usadas en infusiones o como hierba saborizante para otras bebidas.

Jengibre

Sus tallos crecen erguidos desde sus raíces superficiales, llamadas rizomas, generando una planta vertical de hasta 90 cm de altura. La puedes cultivar tanto en el exterior como en el interior. Si eliges cultivarla en maceta, procura que sea una de estilo jardinera, con forma rectangular, para permitir el crecimiento de sus raíces a lo largo. Es un ejemplar anual : al secarse sus hojas, puedes cosechar sus raíces dejando un poco de rizoma para un nuevo brote en la próxima temporada. Es recomendada para combatir o esquivar estados gripales, evitar náuseas y funciona como expectorante. Sus raíces se consumen por medio de infusiones : frente a un síntoma gripal, debes tomar tres veces por día con unas gotas de miel y limón y observarás resultados rápidos.

 
 

•• Tambien puede interesarte ••

 

 

Cómo quitar el olor a humedad de la casa

 

Vegetales que comprás una vez y podrás regenerarlos

 
 

•• Las más leidas ••

 

"#SeparandoUnís"

 

5  
 

SALUDYECOLOGIA.COM.AR  • 2015 - TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS  - DIRECCION NACIONAL DE DERECHOS DE AUTOR: 5174868